Iglesia Mayor de la Encarnación

Construida en el Siglo XVI, la Iglesia Mayor de la Encarnación constituye un impresionante ejemplo de arquitectura barroca y renacentista.

La Iglesia Mayor de la Encarnación de Loja, en Granada, España, es un impresionante ejemplo de arquitectura barroca y renacentista. Fue construida en el siglo XVI y se considera uno de los principales monumentos históricos de la ciudad.

La iglesia fue construida en el lugar donde anteriormente se encontraba una mezquita, y su construcción fue encargada por el rey Carlos I de España y V de Alemania, con el objetivo de convertir la ciudad en un importante centro religioso y cultural. La construcción de la iglesia se inició en 1533 y se completó en 1584.

La fachada principal de la iglesia es impresionante, con una gran portada renacentista decorada con esculturas de santos y ángeles. El interior de la iglesia es también impresionante, con una gran nave central y dos laterales, con un techo decorado con frescos y un altar mayor de gran belleza.

La iglesia cuenta con varias capillas laterales, cada una con su propio estilo y decoración. Entre las más destacadas se encuentra la capilla de la Virgen de las Angustias, con una impresionante escultura de la Virgen y una serie de pinturas al óleo de gran calidad.

La iglesia también cuenta con una impresionante cúpula, decorada con frescos de gran belleza y con una gran claraboya que ilumina el interior de la iglesia.

Datos curiosos

  1. Para poder costear parte de su construcción se vendieron a particulares 3 capillas de la iglesia de San Gabriel. 
  2. Se llama así debido a que todas las iglesias mayores del arzobispado de Granada fueron denominadas por los reyes católicos con el nombre de Santa María de la Encarnación, como muestra del vencimiento a los musulmanes. 
  3. Esta Iglesia ha sufrido dos incendios: uno en 1923 que destruyó el techo, y otro en 1936 donde se incendió todo el interior coincidiendo con la guerra civil española. En 1937 se inició su reconstrucción con la ayuda económica de la Junta de reconstrucción de templos. 

En 1979 se declaró monumento histórico nacional. 

Dentro podemos encontrar algunas de las hermandades y cofradías más significativas de la Semana Santa lojeña, decana de Granada.