Alcazaba de Loja

Las fuentes árabes siempre destacaron Loja por su ubicación privilegiada debido a la cantidad de manantiales y el paso del río Genil, también por su emplazamiento estratégico y por ser nudo de comunicaciones.  Loja está ubicada en el último tramo de la vega baja del Genil, en un valle que hace de entrada y llave a Granada por el suroeste, se levanta así la conocida Madina Lawsa. Formada por la Alcazaba, el barrio del Jaufín y el barrio del Arrabal. La Alcazaba estaba estructurada en dos partes diferenciadas como son el castillo y sus murallas y un pequeño barrio militar. … Leer más

Las fuentes árabes siempre destacaron Loja por su ubicación privilegiada debido a la cantidad de manantiales y el paso del río Genil, también por su emplazamiento estratégico y por ser nudo de comunicaciones.

 Loja está ubicada en el último tramo de la vega baja del Genil, en un valle que hace de entrada y llave a Granada por el suroeste, se levanta así la conocida Madina Lawsa. Formada por la Alcazaba, el barrio del Jaufín y el barrio del Arrabal.

La Alcazaba estaba estructurada en dos partes diferenciadas como son el castillo y sus murallas y un pequeño barrio militar. Destaca aquí la torre del Homenaje, también conocida como la torre del Castillo o del reloj ya que en el siglo XVI tenía un reloj en su parte alta. Esta torre remonta su origen posiblemente a la época íbero-romana y posteriormente ha sido reconstruida por los musulmanes. Tiene planta rectangular y se supone que su altura pudo rondar los 24 metros de altura, su fachada principal estuvo orientada al este donde se abre un hueco formando un arco de herradura apuntado situándose sobre él una inscripción con caracteres cúficos: “Alá es único, no fue engendrado ni engendró, no tiene compañero” posiblemente datado del siglo XIV.

Junto a la torre del castillo hay un edificio rectangular parece que fue construido en 1616 por don Pedro de Tapia sobre un solar donde hubo otro edificio más antiguo, para servir de residencia a los alcaides de la fortaleza ya que la torre del Homenaje pudiese ser demasiado pequeña. En 2004 se inauguró la Casa del Aljibe como Museo Histórico Municipal de Loja.

Bajo la plaza de armas encontramos el aljibe aún conservado actualmente, el cual fue un gran depósito de agua con capacidad de alrededor 280 metros cúbicos. Era abastecido con el agua de la lluvia que entraba en el interior a través de claraboyas.

En 1931 fueron declarados Monumento Histórico-Artístico el aljibe y las murallas. En la década de 1990 se han llevado a cabo varios trabajos de restauración en el recinto de la Alcazaba.